Entrevista a Angel Mirat en Grupo Aseguranza

 

Albroksa pone el objetivo en 40 franquicias en 2017 y 50.000 clientes en el medio plazo

El primer año de expansión de Albroksa ha concluido con 20 franquicias, pero no acaba aquí el reto. Para 2017 la correduría extremeña tiene como meta doblar ese número y alcanzar las 40. El objetivo es ganar volumen para poder negociar mejor con las compañías de seguros y así “ofrecer mejores condiciones, productos y servicios a nuestros clientes”, como explica a Carta del Mediador Ángel Mirat, responsable de expansión de la entidad.

Además, en el medio plazo quieren llegar a los 50.000 clientes, un hecho que significaría superar los 17.000 que hoy tienen. Cuentan con un volumen de primas facturadas de 7,5 millones de euros y una cartera compensada, generalista pero con alto grado de especialización.

Franquicias con gran autonomía 

Cuando en septiembre de 2015 -7 años después de echar a andar la correduría- la dirección de Albroksa se decantó por iniciar un proceso de expansión bajo la denominación de franquicia, la entidad no esperaba alcanzar los números que han logrado: “Hemos superado las expectativas con holgura”, declara Mirat.

Una de las características de su modelo es dotar a los mediadores de una gran autonomía: “No buscamos una fuerte inversión, ni hacer negocio con el canon de entrada, queremos incorporar buenos profesionales, con experiencia en el sector y posibilidades de mucho negocio”. Su perfil lo conforman profesionales “que quieran desarrollar un proyecto personal, pero auspiciados y aprovechándose de lo que les puede aportar una marca como Albroksa”. El mediador tiene plena autonomía en la gestión del cliente, declara el directivo, y Albroksa aporta toda la acción del backoffice, la conectividad con compañías, el modelo EIAC, la descarga de ficheros y la capacidad aseguradora, entre otros elementos.

El responsable de expansión destaca que lo que más ha atraído a los profesionales en este primer año ha sido el grado alto de profesionalización, la experiencia con la que cuenta -más allá de 2008 cuando empezó a rodar- la transparencia y la imagen corporativa, “puesto que los mediadores se sienten Albroksa”. La correduría forma parte de Adecose desde 2015 y también está dentro de la alianza que compone Willis Towers Watson Networks con la intención de “trasladar todo su potencial a nuestra red, sobre todo un gran número de productos exclusivos”.

En este contexto de expansión, crecimiento y ganar notoriedad en el mercado Albroksa tendrá que medirse con los 2 retos a los que se enfrenta la mediación, según Mirat: la profesionalización, poniendo en valor al mediador de seguros, y un proceso de concentración grande donde la capacidad de negociación y los productos disponibles para los asegurados dependen, y mucho, del volumen de la entidad.

 

Puedes ver la noticia original aqui